¿Y ahora qué?

¿Y ahora qué?

Podríamos decir que la motivación es el reflejo de una necesidad que queremos cubrir y, por tanto, en el momento en que logramos satisfacer esta necesidad, nuestra motivación desaparece. De esta forma, la motivación se situaría en una línea continua a modo de dientes de sierra entre la satisfacción y la frustración. Cuanto más esfuerzo…