La necesidad de desconectar

La necesidad de desconectar

Últimamente he oído mucho hablar de cómo aumentar el rendimiento en el trabajo. Parece que en el entorno empresarial actual, sumidos en esta profunda crisis económica, se hace más necesario que nunca el que todos los trabajadores, y en especial los directivos, den un 110% de su capacidad en su día a día laboral. Este planteamiento sería adecuado si se tratara de un esfuerzo puntual. Desde mi punto de vista, sería posible exigirles no sólo un 110% sino un 120% o incluso más. Seguramente nos sorprendería ver lo que las personas son capaces de lograr en un momento dado.
El problema está en que un esfuerzo de esta índole no es posible mantenerlo indefinidamente basándolo en aumentar el número de horas de trabajo e incrementar la presión y el estrés durante la jornada laboral.  Este sistema, además de suponer un riesgo para la salud de los trabajadores, poco a poco los irá “quemando”, de manera que cada vez rendirán menos.
No debemos olvidar que los trabajadores son, ante todo, personas; personas preocupadas por sus propios problemas familiares, por la hipoteca o por la subida del precio de la gasolina, y que a este estrés se le está añadiendo la inseguridad laboral latente en el mercado. ¿Para qué queremos entonces potenciar aún más su estrés aumentando sus jornadas laborales y convirtiéndolas en extenuantes?
Quizás a primera vista pudiera parecer contradictorio, pero lo que nuestros trabajadores necesitan en estos momentos es desconectar, es decir, poder relajar su mente fuera del trabajo para rendir más en su jornada laboral. A nivel empresarial podrá exigirse una mayor implicación, una concentración total y una dedicación plena durante un cierto número de horas, siempre que el directivo pueda terminar su jornada laboral de manera que le sobre el tiempo suficiente para disfrutar de su familia o de otras actividades que no tengan nada que ver con su trabajo y que le permitan “recargar las pilas” y aumentar su motivación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *