Palabras de la mar

Palabras de la mar

Me gusta el deporte. Y el verano pasado, aprovechando mi cercanía al mar, decidí conocer un poco más a fondo el mundo de la vela.
En un barco pequeño, de unos 6 metros de eslora, nos metimos varias personas a practicar. Algunos sabían navegar, otros menos y para otros, era su primera vez.
Ya en mar abierto, sin riesgo de chocarnos con ninguna otra embarcación, comenzamos a turnarnos para llevar el timón. Hasta entonces, la conversación había girado en torno a la jerga náutica: amarra bien el cabo, baja la orza, lleva la caña, fija tu mirada en el foque….palabras nuevas que íbamos aprendiendo gracias a las explicaciones de los expertos y a las preguntas de los novatos.
Llegó mi turno de dirigir la embarcación, y me senté en la popa del barco, sujetando la caña con una mano y pendiente de la tensión de las velas, tal como me habían enseñado. En un momento dado, uno de los expertos marineros me gritó: ARRIBA!! Y yo intenté subir hacia arriba la caña, pero no había manera. “Qué haces? Arriba, arriba!”- insistía el capitán. Yo no sabía qué hacer. Entendía perfectamente el significado de las palabras, pero no les veía sentido en esta situación. “Arriba, arriba, hacia la barriga!”- me aclaró finalmente. Lo que traducido al lenguaje de tierra firme vendría a decir algo como: “Tira de la caña hacia ti, acercándola hacia tu barriga”. Fue entonces cuando descubrí que “arriba”  en el mar tiene otro significado y que aunque los dos estábamos seguros de entenderlo, nunca está de más preguntar en lugar de interpretar.
La base de una comunicación efectiva consiste en chequear continuamente si lo que se quiere decir es lo que la otra persona ha entendido y si lo que se ha entendido es lo que lo que se pretendía decir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *