Da que pensar

Da que pensar

Esta mañana me senté a desayunar junto a mis hijos. De fondo, las noticias en televisión. Realmente nadie miraba la televisión, tan sólo se escuchaba de fondo (la crisis económica, inundaciones en algún lugar del mundo, asesinatos, guerras…). De repente fui consciente de que toda esa información negativa estaba llegando a nosotros de una manera casi imperceptible, colándose por las ranuras de nuestro cerebro. Y pensé: “Esto no puede ser bueno”. Recordé el experimento con el agua de Masaru Emoto y casi de una manera automática le di al botón del mando a distancia para cambiar de cadena. Las malas noticias se convirtieron en un fabuloso documental acerca de la vida marina. “Esto también es nuestro mundo”- pensé. ¿Por qué sólo nos fijamos en las malas noticias? ¿Es que no nos damos cuenta de todas las cosas buenas que suceden cada día?
Miré las caras de mis hijos y vi cómo se iluminaban al ver las cosas tan fantásticas que ocurrían en el fondo del mar. Y seguimos con nuestra conversación, con las noticias acerca de la vida subacuática de fondo.
Hoy hemos salido de casa alegres, con ganas de enfrentarnos a un nuevo día lleno de esperanza y grandes posibilidades. No ha habido ni peleas, ni nervios, tan sólo felicidad.
Da que pensar…¿no crees?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *