Flexibilízate

-“El problema es que soy muy indecisa”- me dijo – “Nunca estoy segura de nada”
– “¿Quieres decir que NUNCA estás segura?”
– “Nunca, nunca”.
– “¿De NADA?”
– “No, de nada. Soy muy indecisa.”
– “Piensa en alguna vez en la que hayas estado segura de algo.”
– “Uhm……No, nada. Nunca he estado segura de nada.”
– “Vaya… ¿NUNCA?”
– “No, nunca, de verdad.”
– “¿Estás segura?”
– “Sí, sí, estoy completamente segura.”
– “Ah, entonces ¿estás COMPLETAMENTE SEGURA?”
Una gran carcajada por su parte terminó de romper la rigidez de sus pensamientos. A partir de ahí consiguió encontrar bastantes ejemplos de situaciones en las que se había sentido segura de algo.
Muchas veces la rigidez de nuestros pensamientos es lo que nos impide avanzar. Una de las tareas del COACH es la de ayudarte a entrenar los “músculos” de tus pensamientos para que consigas esa flexibilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
css.php