Cuando no todo vale

Cuando no todo vale

Resulta fácil en momentos de bonanza y de éxito dejarse llevar por la euforia del momento y sentirse generoso. Todo son buenas palabras para los demás. Los elogios, la comprensión y la benevolencia brillan a nuestro alrededor. Surgen los líderes elegantes, educados, gente “con clase”.
Sin embargo, no debemos olvidar que toda situación es tan sólo circunstancial y que, esos mismos líderes que parecían rozar la perfección en los buenos momentos pueden tornarse ruines en situaciones de crisis. Resulta humano, un mecanismo de defensa diría yo, echar balones fuera cuando las cosas se tuercen. Pero es precisamente en esos momentos duros cuando un verdadero líder sigue brillando entre las cenizas.
En las situaciones de crisis NO todo vale. Es el momento de liderar con valores, esos de los que muchos hacen bandera cuando las cosas van bien y que olvidan cuando se ven en la cuerda floja. Es el momento para la honradez, la sinceridad, la honestidad, la coherencia, el reconocimiento de los logros ajenos y de los propios, es el momento de aunar esfuerzos para buscar soluciones.
Si de verdad quieres distinguir a un buen líder, busca aquel que en los malos momentos mantenga sus valores. ¿Es nadar contra corriente? Posiblemente, pero merece la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *