Abre los ojos

Abre los ojos

Lo cierto es que la conferencia resultaba bastante aburrida. No sé muy bien qué me había llevado hasta allí. Posiblemente algo habría llamado mi atención del cartel publicitario. Desvié mi mirada hacia los asistentes, barriendo superficialmente el auditorio mientras seguía oyendo de fondo, cada vez más lejanas, las palabras monótonas del orador. Un recorrido de…